Nuestra razón para haber creado este espacio

“Más bien, honren en su corazón a Cristo como Señor. Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes.” (1 Pedro 3:15)

Es la visión de este ministerio el ayudar a los creyentes en Jesucristo a equiparse con recursos y herramientas sanas y verdaderas con las que puedan defender nuestra fe. Igualmente que aquellas personas no-creyentes puedan conocer más sobre La Esperanza Bienaventurada de restauración de nuestra relación con Dios, que nos ofrece Cristo Jesús.

La Familia

Creemos que La Familia - según el diseño de Dios y no según los cambios culturales - constituye el pilar fundamental de la sociedad. Familias verdaderamente sanas y sólidas forjadas con principios bíblicos, donde es Dios quien edifica el hogar porque:

“Si el Señor no edifica la casa,en vano se esfuerzan los albañiles. Si el Señor no cuida la ciudad, en vano hacen guardia los vigilantes. En vano madrugan ustedes, y se acuestan muy tarde, para comer un pan de fatigas,porque Dios concede el sueño a sus amados” (Salmo 127:1-2)

Creemos que uno de los problemas más grandes de nuestro tiempo es la ausencia de significado y propósito en la vida de las personas. Así, perseguimos una vida donde Dios nos da, por Amor, nuestra identidad, nuestro propósito y nos ayuda a consumarlo para Su Gloria. 

En relación a la Biblia

Afirmamos que las Santas Escrituras - La Biblia - son la única  y verdadera Palabra de Dios, revelada a los hombres y única autoridad para la verdad, ética y moral Cristiana, decimos:

“¿Cómo podéis decir: Somos sabios; la Ley de YHVH está con nosotros? Cuando la pluma engañosa del escriba la ha convertido en mentira - dice el Dios único, verdadero y todopoderoso.” (Jeremías 8:8)

Una parte muy importante de nuestra misión es proveer información veraz para que nuestros lectores aprendan la verdad sobre las traducciones bíblicas, métodos y estilos de traducción, así como cuales son las fuentes más antiguas y confiables de las Escrituras Sagradas, las cuales Dios continua exponiendo con el tiempo .

De esta forma: 

Podremos procurar con diligencia presentarnos a Dios aprobados, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que traza correctamente la palabra de la verdad. (2 Timoteo 2:15)

Hagamos lo posible por mantenernos viviendo en la Gracia de Dios, no desechando Su Conocimiento, sino abrazándolo celosamente para una comunión y andar en el Espíritu Santo.

 La cultura en que vivimos

Creemos que quienes mantienen una cosmovisión cristiana y manifiestan “vivir por fe” también tienen posiciones claras y precisas como las de cualquier otro sistema de creencias, aun cuando los primeros consciente y voluntariamente hayan decidido prescindir de evidencias que para otros resulten imprescindibles. Ningún otro sistema de fe tiene tanta evidencia histórica, interna y externa como la cristiana.

Se requiere de una fe mucho mas grande que la cristiana para creer que Dios NO existe , ignorando toda la evidencia que nos rodea. 

“Porque las cosas invisibles de Él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, entendiéndose por medio de las cosas hechas, de modo que son inexcusables. (Romanos 1:20)

De la misma manera, somos respetuosos de las creencias y sistemas de fe de cualquier persona.   

De esta forma, rechazamos el concepto de "tolerancia" que afirma que en nombre del amor y el respeto, hay que calificar de "intolerantes" a quienes afirman puntos de vista diferentes de la cultura reinante – tal como califican al cristianismo de intolerante por mantenerse fiel a los principios bíblicos. Estar en desacuerdo no nos hace intolerantes. Creemos que nuestra libertad natural y constitucional nos permite estar en desacuerdo con otras posiciones morales, sin que eso nos convierta en fanáticos ni en intolerantes religiosos.    

Amamos a las personas pero estamos en desacuerdo con ciertas conductas.

Estas ideas no se excluyen entre sí.

dios ama a todas las personas, pero aborrece el pecado.

Contactanos

Contactanos